Disciplinas de la carrera.

El currículo base de la carrera de Licenciatura en Relaciones Internacionales se estructura en 12 disciplinas: 4 de Formación General, 3 de Formación Básica, 4 de Formación Básica Específica y 1 del Ejercicio de la Profesión. La ubicación de las disciplinas en dichas categorías se basa en la categoría pedagógica “ contenido” definida por el Dr. Pedro Horruitiner al expresar “ contenido expresa aquella parte de la cultura relacionada con el objeto de estudio cuya asimilación es necesaria durante el proceso de formación para lograr los objetivos propuestos” Es decir son los contenidos de las disciplinas y cómo tributan al objeto de estudio lo que ha determinado en este Plan de Estudio su ubicación. También se ha tenido en cuenta los nexos inter e intradisciplinarios de manera que todas tributen a la disciplina integradora Servicio Exterior del Ejercicio de la Profesión.


Disciplinas de formación general.

Teoría Filosófica y Sociohistórica: Esta disciplina sienta las bases teóricas para la comprensión científica marxista leninista del mundo, de los procesos que tienen lugar en la naturaleza, la sociedad y el pensamiento, concepción que se ve reforzada a través de la interrelación de las restantes disciplinas, la investigación científica y la inserción en la práctica social. Pertenece al currículo base y consta de las asignaturas: Filosofía y Sociedad I, Filosofía y Sociedad II, Teoría Sociopolítica, Historia de las Ideas Filosóficas y Políticas.

Educación Física: Contribuye al desarrollo de las principales capacidades motrices de los estudiantes de acuerdo a un objetivo de formación integral. La realización de ejercicios físicos se complementará con el desarrollo de las habilidades deportivas. Pertenece al currículo base y consta de cuatro asignaturas Educación Física I Educación Física II, Educación Física III y Educación Física IV, que se imparten durante los dos primeros años.

Preparación para la Defensa: Esta disciplina contribuye a la formación patriótica, humanista e internacionalista del graduado y crea en él la conciencia sobre su responsabilidad con la defensa de la vida, así como de los bienes sociales, económicos y naturales. Prepara al estudiante para la defensa de las Misiones Estatales cubanas en el exterior, en situaciones especiales, de agresión enemiga o catástrofe natural. La disciplina consta de tres asignatura, dos del currículo base: Defensa Nacional y Defensa Civil que se imparten en el primer año de la carrera y una del currículo propio: Defensa de las Misiones en el exterior, que se imparte en 9no. semestre. A esta disciplina tributan las de formación básica, formación básica específica y del ejercicio de la profesión.

Pedagogía: Esta disciplina esta representada en el currículo base en la asignatura Pedagogía y Didáctica de la Educación Superior, que se imparte en el 2do año. Incluye elementos básicos de la didáctica, cuyo objeto de estudio es el proceso de enseñanza aprendizaje, así como sus principales categorías y componentes, la formación de valores en la organización y desarrollo de la actividad del estudiante, sobre la base de concepciones no tradicionales de enseñanza, con el fin de lograr el aprovechamiento óptimo de sus posibilidades cognoscitivas. Contribuye al desarrollo del movimiento de Alumnos Ayudantes desde tercer año de la Carrera.

^ Arriba


Disciplinas de formación básica.

Idiomas: Persigue lograr el dominio de la comunicación oral y escrita del Idioma español y de dos idiomas extranjeros imprescindibles para el ejercicio de la profesión. Pertenece al currículo base y consta de 9 asignaturas Idioma Español, Idioma Ingles I, Idioma Inglés II, Idioma Inglés III e Idioma Inglés IV, Idioma Francés I, Idioma Francés II, Idioma Francés III e Idioma Francés IV. La comprensión de la literatura especializada y otras acciones comunicativas se refuerzan en las restantes disciplinas donde consultan bibliografía en el idioma extranjero. Al finalizar el segundo año de la carrera se realiza un ejercicio Integrador de Idioma Inglés y en el cuarto año de Idioma Francés. Aplican el conocimiento de Idiomas en el ejercicio de Simulación de Naciones Unidas de la Disciplina Principal Integradora Servicio Exterior en el 9no. semestre, donde los estudiantes demuestran el nivel alcanzado en el uso de una lengua extranjera para la comunicación profesional.

Estudios Cubanos: El conocimiento de Cuba en sus dimensiones histórica, política, cultural y social es indispensable para el ejercicio de la profesión. Por ello, la disciplina incluye el estudio de la Historia de Cuba de manera integral, destacando, particularmente, el proceso de la formación de la nación cubana y sus luchas por ejercer su derecho a la autodeterminación, conducente a la plena independencia política del país. En este proceso se estudia el desarrollo del pensamiento y la cultura nacionales y su expresión en la literatura y las artes. A partir de esta base histórica se hace especial énfasis en el Sistema Político, la Economía y la Política Exterior del país en la actualidad. La disciplina la conforman 6 asignaturas, de ellas tres en el currículo base y tres en el currículo propio. Pertenecen al currículo base Estudios Cubanos I, Estudios Cubanos II y Estudios Cubanos III que se imparten entre el cuarto y el sexto semestre... Al currículo propio pertenecen las asignaturas Estudios Cubanos IV (Sistema Político Cubano), Estudios Cubanos V (Política Exterior de Cuba) y Estudios Cubanos VI (Economía Cubana). Se imparten en el sexto, octavo y noveno semestre respectivamente. Esta disciplina estudia de manera integral la Historia de Cuba lo que dota al profesional de un alto sentido patriótico y de identidad nacional para proceder en consonancia en los diferentes campos de actuación. Tribunal a la disciplina principal integradora Servicio Exterior al proporcionar al estudiante el conocimiento del proceso de formación de la nación cubana, su lucha por ejercer su derecho a la autodeterminación, la independencia y la justicia social; la defensa de su soberanía e integridad territorial y su contribución a las causas más nobles de la humanidad.

Métodos y Técnicas Aplicadas a las Relaciones Internacionales: La disciplina tiene por objeto el estudio de los métodos y técnicas que debe conocer el estudiante para la mejor comprensión de las asignaturas teóricas y prácticas que se desarrollan en los diferentes cursos de la carrera. Todas convergen en el adiestramiento teórico del estudiante para la comprensión de problemas relacionados con las investigaciones sociales en el ámbito de las Relaciones Internacionales, y aportan un entrenamiento indispensable para la participación en análisis de fenómenos políticos internacionales que demandan las instituciones del país. Este entrenamiento se logrará con trabajos ejecutados en las prácticas laborales e investigativas vinculadas a la disciplina. Este ejercicio fundamental debe ir acompañado en el aula de una constante valoración crítica, tanto de la literatura especializada como de la realidad socio-cultural que nos rodea, la cual constituye el escenario lógico de las investigaciones cubanas.

La disciplina está compuesta por seis asignaturas que pertenecen al currículo base: Metodología de la Investigación aplicada a las Relaciones Internacionales I, Metodología de la Investigación aplicada a las Relaciones Internacionales II, Técnicas de Dirección, Matemática aplicada. Estadística Aplicada y Psicología aplicada a las Relaciones Internacionales, las que se imparten en el primer, segundo, tercer, quinto y sexto semestre de la carrera y son esenciales para el desarrollo del trabajo investigativo que desarrollará el estudiante durante la carrera. Se propone la capacitación de los educandos para tomar decisiones técnicamente fundamentadas que permitan la creación de una capacidad de análisis y el desarrollo de habilidades en la interpretación conceptual y en la aplicación de las técnicas y otros instrumentos inherentes a los campos de las ciencias comprendidas en la disciplina, lo que tributa directamente a la disciplina principal integradora Servicio Exterior.

Historia y Cultura Universales: El conocimiento de los acontecimientos, procesos y fenómenos fundamentales del devenir histórico constituye un componente imprescindible de la formación del profesional en Relaciones Internacionales, tanto desde el punto de vista de su cultura como en el plano de su preparación político-ideológica. Igualmente contribuye al cumplimiento de los objetivos de otras disciplinas presentes en el Plan de Estudios. Tiene por objeto el estudio de los aspectos esenciales del desarrollo histórico y cultural de la humanidad. A tales efectos, estructura sus objetivos y contenidos en correspondencia con los dos factores determinantes en la lógica del estudio de la Historia: el temporal o cronológico y el espacial o geográfico. Ello supone el análisis de la sucesión de acontecimientos y procesos históricos en el tiempo y su manifestación en los diferentes escenarios: continentes, regiones o países. Para ello se sigue, como hilo conductor, los fundamentos lógico-metodológicos y las categorías fundamentales de la concepción materialista de la historia. 

La disciplina la forman cinco asignaturas del currículo base: Historia y Cultura Universales I, Historia y Cultura Universales II, Historia y Cultura Universales III, Historia y Cultura Universales IV, Historia y Cultura Universales V. Estas asignaturas se imparten del segundo al sexto semestre de la carrera y le conceden al estudiante amplias posibilidades en las relaciones inter, intra y transdisciplinarias. Los conocimientos, habilidades y valores que adquieren los estudiantes en el proceso de estudio de la Historia y Cultura Universales sirven de precedente –y tributan- al desarrollo de disciplinas como Teoría e Historia de las Relaciones Internacionales, Estudios Cubanos, Ciencias Jurídicas y Económicas.

Al aportar conocimientos e instrumentos de análisis de la realidad histórico-social en el transcurso de siglos de desarrollo de la humanidad, contribuye a la comprensión de las fuerzas motrices del progreso histórico, al rechazo a toda manifestación de explotación del hombre por el hombre, a la condena del imperialismo como enemigo principal de la equidad y la paz, a valorar el aporte de todos los pueblos a la historia y al respeto a la cultura e identidad de pueblos, naciones, grupos étnicos y religiosos. En este empeño, la Disciplina se diseña y estructura con un enfoque tercermundista diferente a la visión euro centrista predominante en muchas corrientes historiográficas.

La disciplina aporta importantes herramientas a la Disciplina Servicio Exterior, en la medida que tributa al estudiante conocimientos del desarrollo histórico-cultural y a su preparación político-ideológica, lo que le permite afrontar el cometido fundamental de comprender y analizar críticamente la realidad de nuestro tiempo.

^ Arriba


Disciplinas básicas específicas.

Al cursar las asignaturas de Historia de las Relaciones Internacionales, los estudiantes estarán en la posibilidad de valorar, sobre la base del análisis de hechos, acontecimientos y procesos históricos concretos, así como del estudio de documentos y pronunciamientos en el plano de la política internacional, la dinámica de funcionamiento de las relaciones internacionales en la realidad misma. Para ello, habrán de movilizar los conocimientos y habilidades adquiridas en el estudio de la Teoría de las Relaciones Internacionales, a la par que aplican lo asimilado en la valiosa precedencia que les asegura las asignaturas que conforman la Disciplina Historia y Cultura Universales.

La disciplina brinda significativa contribución a los propósitos y realizaciones de la Disciplina Principal Integradora Servicio Exterior. Desempeña un importante papel en la consecución de los valores previstos en el Modelo del Profesional.

Economía: La disciplina tiene por objeto el estudio los fundamentos de la teoría económica en su análisis histórico, haciendo énfasis en la economía política marxista–leninista como teoría científica del desarrollo histórico social y particularmente de la sociedad capitalista, como forma culminante del antagonismo social y de las tendencias objetivas y subjetivas de su superación revolucionaria. El estudio de la compleja situación de la economía internacional, desde el punto de vista de sus esferas de actuación tales como el comercio las finanzas y los procesos de cooperación e integración internacional, son prioridades esenciales de la disciplina. La disciplina consta en total de 8 asignaturas de las cuales 6 forman parte del currículo base: Fundamentos de la Economía, Geografía Económica en el primer y segundo semestres; Economía Política I, Economía Política II y Economía Política III, del tercero al quinto semestre; Pensamiento Económico Universal en el séptimo semestre y dos asignaturas del currículo propio: Economía Política Internacional I y Economía Política Internacional II que se imparten en el séptimo y octavo semestre. . Esta disciplina esta diseñada para formar un especialista en relaciones internacionales comprometido con el análisis y desempeño de la política exterior y el ideal social del país. De tal manera, propicia que los estudiantes alcancen sólidos conocimientos teóricos y prácticos de economía, especialmente de economía internacional y mundial, con el objetivo de abordar el estudio integral de los procesos económicos con un enfoque científico y actuar en consonancia. Todo ello tributa a la disciplina principal integradora Servicio Exterior.

Jurídica: Esta disciplina se ha diseñado de manera que cumplimenta los objetivos del Modelo del Profesional de Relaciones Internacionales el cual da respuesta a la necesidad de la formación del perfil más amplio posible en correspondencia con la diversidad de tareas que se derivan de sus diferentes campos de acción. El agente diplomático requiere amplia familiarización con las materias jurídico-legales que se tienen muy presentes en las Asignaturas que integran la Disciplina. Estas coadyuvan, asimismo, a la adquisición de los valores éticos de un cuadro del estado cubano, y a la aplicación de esos valores a su praxis laboral específica. Seis asignaturas conforman esta disciplina, de ellas cuatro en el currículo base: Introducción al Derecho, Derecho Internacional I, Derecho Internacional II y Derecho Internacional III que se imparten del tercero al sexto semestre y dos pertenecen al currículo propio: Multilateralismo I y Multilateralismo II, que se imparten en el octavo y noveno semestre.

Las asignaturas que conforman esta Disciplina ofrecen al futuro graduado los conocimientos necesarios para valorar adecuadamente, la juridicidad de las iniciativas cubanas, en sus vínculos con los demás sujetos internacionales. Esos conocimientos, le permiten pasar juicio de valor acerca de la naturaleza jurídica real de las acciones de otros sujetos internacionales en sus vínculos con los demás integrantes de la comunidad internacional, así como los necesarios para definir la respuesta más atinada que, en el marco de la legalidad internacional, pudiera requerirse por parte de Cuba ante el accionar –legal o ilegal-- de que se trate.

La disciplina provee, además, herramientas idóneas para desarrollar habilidades básicas para defender la legalidad jurídica internacional hoy vigente, y para lograr una efectiva instrumentación de la política exterior cubana y el logro de sus objetivos tanto en el plano bilateral, como en el multilateral.

Incluye también espacios necesarios para hacer posible al futuro graduado adquirir los conocimientos y valores (jurídicos y extra-jurídicos) necesarios para comenzar a dominar los demás conocimientos y valores jurídico-legales, así como las herramientas operativas que requiere su sólida formación integral.

La disciplina garantiza los conocimientos y habilidades indispensables para el ejercicio de la profesión y aporta a la Disciplina Principal Integradora, Servicio Exterior, la teoría jurídica necesaria para la práctica investigativa laboral prevista en ésta.

^ Arriba


Disciplina del ejercicio de la profesión.

Servicio Exterior: Es la disciplina principal integradora prevista en el Plan D como vía fundamental para desarrollar el proceso de profesionalización del estudiante deviene imprescindible en la Licenciatura en Relaciones Internacionales, cuyo objetivo –tal como prevé el Modelo del Profesional- es lograr un egresado con una sólida preparación integral y un perfil amplio, que permita su mejor desenvolvimiento en los diferentes campos de actuación de la política exterior cubana, que competen al Ministerio de Relaciones Exteriores los que asumen otros organismos e instituciones del país en el marco de nuestras relaciones bilaterales y multilaterales.

Un profesional de las relaciones internacionales, debe ser ante todo un patriota y revolucionario de convicciones profundas, con una sólida formación en los planos político, jurídico, económico, cultural, social, como única forma de entender y realizar el trabajo que se demanda en la actualidad de un funcionario del Servicio Exterior cubano.

El egresado de la Licenciatura debe enfrentar en primer término el trabajo del servicio interno y en el plazo mínimo de dos años trabajar en el externo y estar en capacidad de realizar una amplia diversidad de tareas, desde las más sencillas a las más complejas relacionadas con la atención y conducción de las relaciones exteriores de nuestro país. Es por ello que, la Disciplina integradora Servicio Exterior propicia la integración del conjunto de habilidades y conocimientos adquiridos en el resto de las disciplinas de la carrera, (que a su vez tributan a ella) y a aplicarlos de manera inmediata en el ejercicio de la profesión.

La disciplina esta formada por diez asignaturas. De ellas cinco conforman el currículo base: Función Diplomática y Consular I, Función Diplomática y Consular II, Función Diplomática y Consular III, Función Diplomática y Consular IV y Función Diplomática y Consular X (Trabajo de Diploma) en décimo semestre y 5 conforman el currículo propio: Función Diplomática y Consular V, Función Diplomática y Consular VI, Función Diplomática y Consular VII, Función Diplomática y Consular VIII, Función Diplomática y Consular IX que se imparten del primero al noveno semestre de la carrera. Estas asignaturas facilitan, desde el primer año, la formación y desarrollo de hábitos, habilidades, y conocimientos teóricos y prácticos propios del ejercicio de la profesión en dos escenarios muy diversos, pero complementarios, que en su conjunto constituyen lo que se conoce como el Servicio Exterior de todo Estado.

En las condiciones de Cuba, con una gran mayoría de representaciones diplomáticas muy pequeñas, integradas por dos funcionarios, el agente diplomático debe realizar múltiples tareas que requieren de conocimientos en diversos campos. Un funcionario del Servicio Exterior no es un contador, pero tiene que conocer contabilidad y realizar ese trabajo. No es un diseñador de página WEB ni programador, pero tiene que conocer los elementos de las técnicas informáticas que le permitan usarlas como instrumento para la divulgación de la realidad cubana.

La disciplina no tiene antecedentes en la carrera que anteriormente se impartió en las condiciones del Plan B. Permite al estudiante apropiarse, de manera simultánea y metodológicamente concatenada, de los elementos teóricos y prácticos imprescindibles para el ejercicio de la profesión, fundamentalmente, a través de la práctica laboral investigativa y su adecuada combinación con otras formas de organización docente previstas.

^ Arriba